La licencia premium de regalo dejará de estar disponible en...

00

Días

00

Horas

00

Minutos

00

Segundos

- Academia Diseñadores Web Pro -

 

Puedes aprender código y herramientas en millones de sitios.

A ganar dinero haciendo páginas web... solo aquí.

 

Ir al carrito /// 25€ al mes

Empecé en el diseño web como freelance en el año 2012, pero durante los tres primeros años de mi emprendimiento no se puede decir que tuviera un negocio, tenía una verbena de pueblo. Hacía webs, sí. Y me pagaban por ello, pero no tenía un negocio.

A mediados del año 2015 casi reviento, literalmente. Jornadas de 10-12 horas de lunes a domingo, cuellos de botella, clientes insatisfechos, noches en vela, alguna visita al hospital, crisis de pareja… 

Tres años después de empezar mi camino como freelance vivía del diseño web, pero… ¿A qué precio?

En el año 2015 aparecía en primera posición de Google para muchas búsquedas relacionadas con WordPress y el diseño web, recibía más solicitudes de presupuesto de las que podía aceptar, hacía mejores páginas web que la mayoría de mis competidores y tenía un portfolio muy apañado, . Sin embargo, a pesar de que todo tenía buena pinta, casi abandono la profesión:

Se supone que había hecho lo más difícil:

 

  1. Conseguir los primeros clientes.
  2. Crear un portfolio decente.
  3. Alcanzar un buen nivel como diseñador.
  4. Acumular testimonios favorables.

 

A partir de ahí se supone que el boca a boca debería haber hecho el resto ¿No? Pues al parecer no porque, a pesar de que hacía tiempo que había superado los primeros obstáculos, esos que aterrorizan a la mayoría de los diseñadores, el proyecto estaba más cerca que nunca de colapsar. Me costó mucho entender qué estaba pasando, qué fallaba, qué estaba haciendo mal.

Algo se me estaba escapando.

En aquel momento no me quedó más remedio que echar el freno de mano, reflexionar, pedir ayuda y destripar mi negocio por completo.

Al analizar todo el proyecto en profundidad llegué a las siguientes conclusiones:

 

  • El blog, al cual había considerado el motor de mi negocio en ese momento, era el principal causante de mis problemas.
  • El portfolio, al que todo diseñador considera imprescindible para captar clientes, te hace perder más clientes de los que consigue.
  • Cobrar en torno a 1.000€ por web era insostenible a medio plazo (si cobras menos de eso por página debes saber que más pronto que tarde saldrás del mercado).
  • Cuando trabajas en agencia tu trabajo es diseñar, cuando te lo montas por tu cuenta tu trabajo es sacar adelante tu negocio. Ese giro en la mentalidad lo cambia todo.

 

En aquel instante me sentí entre ridículo y aliviado. Aliviado porque, por fin, veía con total claridad todo lo que fallaba, así que podría trabajar en resolverlo. Y ridículo porque… en fin, a nadie le gusta darse cuenta de que lleva tres años haciendo el canelo.

Llegados a ese punto tomé una serie de decisiones, por ejemplo:

 

  • Pasé de cobrar 1.000€ por web, a cobrar un mínimo de 4.000€.
  • Creé un servicio paquetizado que vendía por 400€ y que no me llevaba más de 3 horas de trabajo.
  • Diseñé un sistema para identificar -en menos de cinco minutos- a los clientes que hacen que, a veces, esta profesión sea un auténtico infierno.
  • Creé un guión para el proceso de negociación que disparó el porcentaje de presupuestos aprobados (a pesar de cobrar como mínimo 4 veces más que antes).
  • Diseñé procesos para ejecutar las webs en mucho menos tiempo, evitando además las desapariciones del cliente, los retrasos, las revisiones infinitas, los cambios sobre la marcha, etc.

 

En definitiva…

Pasé de ser un diseñador web, a tener un negocio de diseño web. Un cambio de mentalidad imprescindible para vivir y disfrutar de esta profesión. Porque, deja que te diga una verdad incómoda, puedes estar en uno de estos dos escenarios:

 

  • Vivir agobiado, sufrir para llegar a final de mes y comerte a los peores clientes de la galaxia.
  • Trabajar menos horas, tener un sueldazo y tratar con clientes que pagan bien y no dan un ruido.

 

Que estés en uno o en otro no depende de la suerte, de la competencia, del mercado, de la crisis, ni del gobierno. Depende de ti. Porque tú, con tu mentalidad, tu estrategia (o ausencia de ella), tu comunicación y tus acciones provocas la situación en la que te encuentras, para bien y para mal.

Y habrá quién se rebele ante esto que te acabo de decir, quien nunca aceptará que la responsabilidad de su situación es en último término suya, porque eso implica tener que asumir errores y malas decisiones. Mucha gente preferirá buscar a los responsables fuera.

A mí, sin embargo, lejos de generarme rechazo y añadirme más presión, esta revelación me resultó liberadora porque quería decir que la solución estaba dentro de mí, que no dependía de nadie más, que no era un trozo de corcho a la deriva en la inmensidad del océano, que yo tenía el control y que, por tanto, resolver los problemas estaba en mi mano.

Así que ese es, ni más ni menos, el objetivo de Diseñadores Web Pro, enseñarte a tomar el control de tu negocio para que seas tú quién marque el destino del mismo, no las circunstancias que te rodean.

Dejarte llevar o liderar, tú decides.

Qué vas a aprender en la academia

 

Primero: Mentalidad para diseñadores web profesionales

 

Con el paso de los años me he dado cuenta de que la diferencia entre un diseñador web que gana un dineral y vive bien haciendo webs, y uno que sobrevive en el mes a mes, está en la mentalidad.

La diferencia no está en:

 

  • El portfolio.
  • El dominio de la parte técnica.
  • El dominio del diseño.
  • Los años de experiencia.

 

La diferencia no está, ni siquiera, en la calidad del trabajo entregado.

La mayoría de los diseñadores creen que ser excelentes diseñadores es lo que les llevará a triunfar en esta profesión, pero siento decirte que eso es tener mentalidad de empleado, no de empresario.

El diseñador que trabaja en agencia, que está arropado por otros compañeros que se encargan de cada una de sus áreas, no tiene que preocuparse de nada más que de hacer las páginas web en tiempo y forma, pero el diseñador web freelance no trabaja en agencia, ni su ocupación principal es hacer webs, sino sacar adelante su negocio.

Cuando te das cuenta de que el problema no es tu portfolio, el mercado, la competencia, los clientes, la crisis, etc. sino tu mentalidad… entonces, y solo entonces, estás preparado para crear, consolidar y hacer crecer el negocio de diseño web que te imaginabas.

Mientras tanto… te tocará comer mucha mierda.

 

Segundo: Estrategia para diseñadores web profesionales

Como dice el título de esta página, hay millones de sitios (incluso gratuitos) en los que puedes aprender los entresijos técnicos del diseño web (código, WordPress, themes, plugins, servidores, etc.).

Sin embargo, y a pesar de que ya ha llovido desde que lanzamos esta academia a principios de 2019, solo aquí aprenderás la parte estratégica de esta profesión. Y es precisamente en la estrategia dónde te juegas las lentejas.

Da igual que uses GeneratePress o Astra. Da igual que prefieras Beaver Builder a Elementor. Da igual que seas un crack en PHP o que lo tuyo sea el diseño. 

Da igual.

Porque nada de eso hará que triunfes como freelance. Lo que necesitas para tener un negocio de diseño web rentable, sólido y sostenible es:

 

  • Definir una cartera de servicios que optimice la rentabilidad que sacas a cada cliente.
  • Fijar unas tarifas que resulten atractivas para tus clientes y que te dejen buenos márgenes de beneficio.
  • Controlar las finanzas de tu negocio (crucial cuando hablamos de un modelo de venta de servicios, con tantos picos y valles en la facturación).
  • Crear un mensaje comercial que capture la atención de los buenos clientes (y que ahuyente a los que no quieres ver ni por el retrovisor).
  • Diseñar sistemas de captación de clientes eficaces, y que no dependan del boca a boca.
  • Dominar la negociación para que, cuando te llegue una solicitud de presupuesto, seas tú el que lleva el control de la situación en todo momento (el rol que cojas en esta etapa marcará para siempre el tipo de relación que mantienes con el cliente).
  • Gestionar el desarrollo de cada proyecto con precisión quirúrgica para que no aparezcan los retrasos, las revisiones infinitas y las pérdidas de rentabilidad.
  • Aumentar lo máximo posible el valor vitalicio del cliente. Es difícil vivir del diseño web si lo único que le vendes a cada cliente es una página web.

 

En ese listado están todas las claves para que te vaya bien. Todo lo demás es accesorio, por mucho que en grupos de Facebook y otros foros de diseño web sigan repitiendo las mismas chorradas desde 2005 (ya sabes, el portfolio, el boca a boca, y bla bla bla…). 

Por eso, en Diseñadores Web Pro aprenderás todo lo relacionado con la estrategia de tu negocio, incluyendo lo mencionado en el listado de arriba, claro.

 

Tercero: Procesos para diseñadores web profesionales

Muchos diseñadores crean cada página web desde cero, a pesar de que podrían ahorrarse un montón de horas en cada desarrollo reutilizando determinados materiales y configuraciones.

La mayoría de los diseñadores no tienen un guión que les sirva de guía en primera llamada, el cual es fundamental para validar (o descartar) al cliente, para generar deseo y para crear el mejor contexto posible de cara a la recepción del presupuesto.

Muy pocos diseñadores tienen un sistema para contabilizar las horas que invierten en cada web, las fechas límite de las diferentes etapas o un sistema de control de finanzas y distribución de ingresos que les permita hacer frente a impuestos, gastos y su propio salario sin llevarse disgustos cada vez que llega la presentación del IVA.

Algunos diseñadores firman un contrato con sus clientes, otros empiezan el desarrollo sin haber dejado por escrito nada de lo acordado (un suicidio). Ese contrato es tu salvoconducto si la cosa se tuerce, pero también hay que saber hacerlo para que el cliente no se espante. En la academia tenemos un contrato que parece muy ventajoso para el cliente, pero que te protege a ti.

Sistemas, procesos y documentos.

Todo eso lo encontrarás en la academia. Para que trabajes más rápido, aumentes tu rentabilidad y duermas más tranquilo por la noche.

 

 

Cómo funciona la academia

 

Tenemos 44 cursos divididos en cuatro categorías

El propósito principal de la academia es formarte en la parte estratégica y de gestión de tu negocio, pero también necesitarás otros conocimientos para desenvolverte en el día a día de tu profesión, por eso los 44 cursos de la academia están divididos en cuatro categorías:

 

  • Estrategia y planificación
  • Competencias.
  • Herramientas.
  • Cómo hacer.

 

Todos los cursos y materiales están disponibles desde el primer minuto. Cuando compres no tendrás que esperar a que se libere ningún contenido, lo tendrás todo disponible de inmediato.

A continuación te dejo un listado de los cursos que tenemos en cada categoría, recuerda que cada mes añadimos un nuevo curso, o actualizamos alguno que vaya necesitando un repaso, porque el mercado del diseño web cambia muy rápido y conviene estar al día de cómo evoluciona.

 


 

Cursos de estrategia y planificación

Donde se toman las grandes decisiones de tu negocio.

 

#1 Mentalidad empresarial.

#2 Errores que amargan la vida a los diseñadores web.

#3 Cómo posicionarte en el mercado.

#4 Definición de servicios.

#5 Servicio 'Tu Web en 72 horas.

#6 Procesos y flujos de trabajo en el diseño web.

#7 Captación de clientes.

#8 Negociación con clientes.

#9 Gestión y desarrollo de proyectos.

 


 

Cursos de competencias

Las habilidades que utilizarás en tu día a día.

 

#10 HTML y CSS.

#11 WPO (optimización de la velocidad de carga).

#12 Mantenimiento web.

#13 Diseño aplicado a la creación web.

#14 Diseño web con Figma.

#15 SEO onpage.

#16 SEO para tiendas virtuales.

#17 SEO local.

#18 Copywriting.

#19 Email marketing.

#20 RGPD técnico.

#21 Seguridad web.

#22 Introducción a Google Analytics.

 


 

Cursos de herramientas

Cursos de herramientas hay en muchos sitios, pero también aquí.

 

#23 WordPress básico.

#24 Gutenberg.

#25 Elementor básico.

#26 Casos prácticos con Elementor.

#27 Divi.

#28 WooCommerce básico.

#29 Astra.

#30 GeneratePress.

#31 OceanWP.

#32 cPanel básico.

#33 Active Campaign.

#34 DinoRank.

 


 

Cursos de tipo "Cómo hacer..."

Casos prácticos, para que aprendas a hacer páginas web demandadas en el mercado.

 

#35 Formularios de reserva en WordPress.

#36 Una academia online con Learndash.

#37 Una tienda virtual con WooCommerce y Elementor.

#38 Una web multi-idioma con Polylang.

#39 Una landing que convierta.

#40 Un membership site con Restrict Content Pro.

#41 Wireframes.

#42 Custom post types.

#43 Los ajustes previos al lanzamiento de una web.

#44 La web de arturogarcia.com

 


 

Cómo funciona el soporte

Cada mes haremos una sesión de soporte en directo en la que respondo todas las dudas que nos hayan llegado en los últimos 30 días. Además, todas las sesiones se graban y se suben a la plataforma para que las puedas ver en cualquier momento.

El soporte que damos es sobre cuestiones estratégicas, no responderé dudas sobre herramientas ni configuraciones técnicas. La razón es sencilla, hay miles de herramientas en el mercado, los problemas que tengas en tu página web se pueden deber a millones de cosas y los que mejor te pueden ayudar con esas cuestiones son los propios desarrolladores de la herramienta. 

Yo te resuelvo dudas en la parte que domino: la estrategia y la gestión del negocio.

 


 

Cómo y cuándo se accede a los contratos, plantillas, documentos...

Cada extra descargable de la academia se encuentra al final del curso en el que se encuadra. Por ejemplo:

 

  • Las plantillas PSD están en el curso de diseño.
  • El guión para la llamada telefónica está en el curso de negociación.
  • El cuadro de control de desarrollo de proyectos está en el curso de gestión de proyectos.
  • El presupuesto está en el curso de negociación.
  • El contrato en el curso de gestión de proyectos.
  • El despliegue para hacer páginas web de 400€ está en el curso de Tu Web en 72 Horas.
  • Etc.

 

Algunos cursos incluyen plantillas, descargables, presentaciones, etc. Otros no, pero cuando haya algún tipo de extra siempre se encontrará al final del curso en cuestión (en la última lección).

 


 

Comunidad

Cuando accedas a la academia recibirás una invitación para unirte a nuestro servidor de Discord. Ahí podrás compartir experiencias con otros compañeros, pedir consejo, buscar colaboradores, etc.

También podrás hacer público tu perfil dentro de la academia, dando forma a un directorio de profesionales del que salen muchas colaboraciones.

 


 

Cómo es la plataforma en la que se accede a los cursos

La academia está alojada en Kajabi, una herramienta que te permite marcar lecciones como completadas, marcar vídeos como favoritos e incluso reproducir el contenido a través de su app para móviles (sin necesidad de ir a la web, meter usuario y contraseña cada vez que entres, etc.)

Se trata de una plataforma que facilita mucho el acceso y seguimiento de los materiales, sobre todo desde el móvil. ¿Tienes móvil? Pues llevas Diseñadores Web Pro en el bolsillo.

 

Preguntas frecuentes

Me interesa ¿Cómo compro el acceso a la academia?

 

Aquí debajo tienes un botón bien hermoso que te llevará al carrito, te recuerdo que puedes pagar con tarjeta de crédito o con Paypal. El precio son 25€ al mes. Sin permanencia, cancelas cuando quieras.

 

Ir al carrito /// 25€ al mes